El agónico final de Unipapel

De ser una empresa que hace años lideraba el sector del papel, hoy por hoy se encuentra inmersa en uno de sus peores momentos bajo el riesgo de cierre tras su venta a Springwater Capital.

No hace mucho era imposible imaginarse a un hogar o negocio español que no utilizase alguno de sus productos, ya fueran Bolsas de Papel Publicitarias, o sobres, o cuadernos, o carpetas.., Unipapel, de origen Riojana, no cesó de crecer y expandirse hasta liderar el sector. Pero ahora, sumida en el fondo del pozo, no es capaz de pagar a sus trabajadores ni la materia prima que necesita para crear sus productos, haciendo que tanto pedidos y clientes vayan decreciendo hasta desaparecer.

unipapel-puertasEsta fábrica, anteriormente conocida como Industrias Papyrus, fue creada alrededor de 1941, fue conocida en sus comienzos por “la Fábrica de Sobres”, ya que donde se ubicó, Juan XXIII, era antiguamente una fábrica de sobres. La gran mayoría de su personal era femenino. Posteriormente la fábrica se trasladó a la carretera de Burgos hasta que en el año 2006 se trasladó finalmente al Polígono de Cantabria.

Fue en 1976 cuando Industrias Papyrus, tras fusionarse con Segundo Moreno de Madrid y Vascoganda de Sobres y Bolsas de Tolosa, crearon la hoy conocida como Unipapel, y en 1986 se le permitió cotizar en Bolsa, haciendo de ésta la tercera empresa en Europa transformando papel. En el año 2012, Unipapel cambió de identidad por Adveo, nacida de su integración con Adimpo y Spicers.

unipapel-cajas

Los sobres y su escándalo

Fue  un año después, cuando la firma se vio envuelta en un escándalo que afectó a 14 empresas más. Desde 1977 hasta el 2010, estas empresas dominaron, como si de un monopolio se tratase, el reparto y los precios de los sobres electorales de los 3 comicios (generales, autonómicos y municipales). Por esa razón, competencia, multó a Adveo con la suma de 20,5 millones de euros que, tras aplicarse el programa de clemencia al denunciar los hechos, se les perdonaron 20 de los 20,5 millones.

Fue en el año 2014 cuando Adveo fue vendida como tal a la firma Springwater por 16 millones de euros, lo que provocó el principio del fin, pasando de ser líderes de mercado a luchar por la supervivencia de la firma. Dejando atrás un trabajo que era una tradición para sus trabajadores y sus familias a la gran tristeza que supone para ellos los malos tiempos que les ha tocado vivir.

unipapel-fabrica

Deja un comentario